miércoles, 24 de agosto de 2011

México exporta ultraderecha




No pasó ni siquiera una década de la derrota contundente del Nazismo alemán en Europa, con el fascismo de línea dura sosteniéndose a duras penas en España bajo el régimen del dictador vitalicio fascista Francisco Franco, cuando ya desde Latinoamérica la amenaza de la extrema derecha empezaba a resurgir como el ave Fénix bajo un nueva cobertura, tan peligrosa como el Nazismo Hitleriano pero adoptando nuevas tácticas y nuevas estrategias de lucha con toda la intención de continuar adelante con la locura que Hitler dejó inconclusa. Aunque en el cono sur del continente, países como Paraguay y Argentina le abrieron sus puertas a algunos de los peores criminales de guerra nazis como Adolf Eichmann, un país latinoamericano destacó sobre todos los demás por la impresión a gran escala de literatura de corte fascista neo-Nazi con la cual se empezó a forjar paulatinamente una nueva generación de enajenados de extrema derecha llevándolos hasta los mismos linderos de la locura con la gran fantasía Nazi y neo-Nazi de “la gran conspiración judía masónica comunista”. En este país, apoyados por fuentes ocultas de financiamiento provenientes de gente de la clase empresarial alta afines a la ideología de la extrema derecha, y apoyados también por sociedades secretas que ya desde antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial se habían formado al amparo de las sombras, propagandistas de ultraderecha escribieron y publicaron y vendieron millares y millares de libros destinados no solo para el consumo nacional sino para ser exportados hacia otros países vecinos e inclusive fuera del continente a países como España. Fue precisamente esta propaganda la que produjo monstruos tales como Roberto D'Aubuisson (conocido como el Mayor Soplete y también como Blowtorch Bob por su afición sádica de utilizar frecuentemente sopletes como instrumentos de tortura para desfigurar completamente a sus víctimas dejándoles sus rostros completamente irreconocibles) cuyos escuadrones de la muerte “anticomunistas” aterrorizaron a muchos salvadoreños que ni siquiera eran comunistas. Fueron precisamente los libros impresos en este país exportador a gran escala de materiales de ultraderecha los que le pudrieron las neuronas no solo a D'Aubuisson sino a muchos otros hispanoamericanos e inclusive a militares centroamericanos y sudamericanos que con el paso del tiempo se destacaron por la brutalidad que le copiaron a los Nazis adaptándola a cada uno de sus propios países, recibiendo merecidamente por ello el apodo de gorilas y sus gobiernos tildados como gorilatos. Y aunque tanto en la España fascista de Francisco Franco como en la Argentina del General Perón se imprimían libremente y sin restricción alguna materiales “ultranacionalistas” (antisemitas, neo-Nazis, neo-fascistas) para ser vendidos y distribuídos libremente entre los endurecidos seguidores de la Falange o los exiliados alemanes Nazis en Argentina, ni siquiera juntos España y Argentina superaron jamás lo que se estaba llevando a cabo en gran escala en este país en el que parecía haber un plan de gran envergadura concebido por los mismos Nazis en sus tiempos de gloria para penetrar en la mente de los pueblos hispanos con la finalidad de ganar la simpatía y el apoyo de los mismos para el objetivo final de Hitler que era realmente la conquista del mundo. Este país era México. Y sigue siendo México. Esto es algo que en España acaban de descubrir hace poco.

El intercambio “cultural” entre los ultraderechistas de México de corte pseudo-cristero y los extremistas de la Falange de España (lo cual incluyó el intercambio constante de libros revisionistas neo-Nazis tales como Derrota Mundial del mexicano Salvador Borrego y La Gran Conspiración Judía de un autor presuntamente radicado en el Estado de Jalisco en la ciudad de Guadalajara que se hacía llamar a sí mismo Traian Romanescu, correspondido con los materiales antisemitas elaborados por el revisionista español conocido como Joaquín Bochaca) así como el establecimiento de nexos y relaciones semi-“diplomáticas” entre ambas corrientes, es algo que se dió con toda naturalidad en los tiempos en los que Francisco Franco desde su palacio central estuvo siempre al tanto de lo que estaba ocurriendo. Unidos por un catolicismo a ultranza que tenían en común, un odio visceral en contra de cualquier cosa que oliera a izquierdismo y socialismo, y una admiración exacerbada hacia el semi-difunto Nazismo alemán, las cadenas del fascismo hispano forjadas en los extremos opuestos del orbe se fue acelerando al pasar de los años cincuenta a los años sesenta. Es posible que entre algunos militantes de la Falange española haya causado algo de extrañeza el que ciertos jóvenes mexicanos llegados de cierta universidad privada de Guadalajara se movieran con un exceso de secrecía sin confiar en nadie más que en los más radicalizados militantes de la Falange, como si estuvieran ocultando algo muy gordo, algo muy importante. Y en efecto, esos contactos tenían como su misión central el llevar a España las semillas de un nuevo método organizativo de ataque que prometía volver a incendiar al mundo con el paso del tiempo... pero ello si se iban preparando con tiempo los ejércitos clandestinos requeridos para esta nueva guerra secreta en ambos continentes. Ya después tras la muerte del sempiterno dictador Francisco Franco, el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre México y España en los tiempos del Presidente José López Portillo facilitó el libre intercambio universitario cultural entre universidades de México y de España sin saber los académicos españoles que ya desde hacia tiempo habían estado recibiendo de México un terrible caballo de Troya forjando entre sus jóvenes una cantidad creciente de contactos secretos entre lo más duro y recalcitrante de la extrema derecha de México y lo más duro y recalcitrante de la extrema derecha española, esa misma ultraderecha ibérica que le dió cobijo y protección a algunos de los peores criminales de guerra del Nazismo tales como Horia Sima, Ante Pavelic, Otto Skorzeny y muchos otros más como estos que fueron los encargados de transmitirle a las nuevas generaciones los “conocimientos ideológicos” básicos para permitirle a la locura resucitar de nuevo con mayor fuerza que antes. Lo que descubrieron los españoles en un joven estudiante mexicano en agosto del 2011, que pudo haber devenido en una tragedia mayúscula que hoy se estarían lamentando si la policía española actuando en contra de posibless actos terroristas no se hubiera movilizado a tiempo, es apenas un atisbo a un terrible cáncer social que nació en México incluso desde antes de que Hitler llegara al poder y cuyas células cancerígenas han migrado en metástasis hasta la península ibérica para tratar de arrastar a España hacia una vorágine similar a la cual ya está siendo arrastrado México, un peligroso y terrible cáncer social cuyo poderío y alcance trasnacional está siendo documentado ya no sólo en los trabajos de Spectator sino también por un numero creciente de reporteros e investigadores académicos.

A tan solo un mes después de los terribles atentados terroristas que un joven de la ultraderecha “cristiana” de Noruega de nombre Anders Behring Breivik llevó a cabo en dicho país con la declarada intención de matar a la mayor cantidad posible de su propia gente, en España estuvo a punto de repetirse una historia semejante, pero en esta ocasión teniendo como actor principal a un joven llegado de México, tan fanatizado como Behring Breivik, de nombre José Alvano Pérez Bautista:





Con su homofobia acérrima, una homofobia que comparte con otros personajes importantes en la política y dentro del clero católico de ala ultraconservadora tales como el Gobernador de Jalisco Emilio González Márquez (el cual desde antes de empezar su campaña en el 2011 para convertirse en el próximo Presidente de México proclamó públicamente que los homosexuales le causan “asquito”) y como el ahora ex-Cardenal de Guadalajara y Cardenal de los Tecos Juan Sandoval Iñiguez (que en su promoción anticristiana de odio en contra de minorías con preferencias sexuales atípicas habla despectivamente ante la Prensa de los homosexuales refiriéndose a ellos como “jotos y maricones” esparciendo “cristianamente” su fobia y su odio feroz en contra de estas minorías a las cuales con sus bendiciones personales quisiera ver exterminadas de la faz del planeta), el casi-terrorista (afortunadamente, no logró aquello que había amenazado con llevar a cabo) mexicano de ultraderecha José Alvano Pérez Bautista encuadra a la perfección el perfil sociopático de todos aquellos jóvenes que han sido indoctrinados con literatura extremista en la ideología neo-Nazi neo-fascista promovida por la ultraderecha mexicana. Se trata de la misma homofobia que siempre se pregonó dentro del Nazismo alemán y posteriormente dentro de la locura fascista del Franquismo en la misma España y que igualmente se promueve en comunidades con fuerte esencia de ultraderecha como la ciudad de Guadalajara en el Estado de Jalisco.

Veamos la siguiente nota:

“A matar maricones”, la consigna del mexicano detenido por planear atentado
Alejandro Gutiérrez
Agencia APRO
17 de agosto del 2011

José Albano Pérez Bautista, el mexicano detenido ayer en esta ciudad por planear un atentado con gases letales contra opositores a la visita del Papa Benedicto XVI, había escrito previamente una serie de comentarios en las redes sociales y en foros ultracatólicos, en los que expresaba su deseo de “matar maricones en nombre de Dios”, según dijeron fuentes judiciales a medios españoles.

De 24 años, Pérez Bautista fungía como voluntario de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), marco de la visita del Pontífice a partir de este jueves 18 y hasta el domingo 21.

Sin oponer resistencia, el mexicano fue detenido por agentes españoles el pasado martes 16, afuera de uno de los pabellones de la Feria de Madrid (Ifema), donde se concentran los trabajos de algunos de los voluntarios de dicho evento religioso.

La embajada de México en España dio a conocer que tras la detención por el presunto delito de terrorismo, las autoridades consulares mexicanas acudieron a verlo al centro de detención de Canillas, donde pudieron verificar la identidad del detenido, aspa como constatar que se encuentra en buenas condiciones físico-médicas, que ha recibido buen trato y que cuenta con un defensor de oficio.

La cónsul Guadalupe Sánchez Martínez y el cónsul alterno Álvaro Castro ofrecieron al detenido establecer comunicación con su familia en México, para notificarle su situación legal.

Fuentes judiciales dijeron que el detenido podría ser puesto mañana a disposición del juez de instrucción de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, quien definirá si decreta su formal detención o lo pone en libertad condicional de acuerdo a las diligencias previas 147/11.

La manifestación de los grupos laicos encabezados por Europa Laica, en contra del uso de recursos públicos en la visita pastoral de Benedicto XVI, se celebrará esta tarde, en el centro de Madrid.

Una portavoz del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con sede en Madrid, confirmó a esta agencia que Pérez Bautista trabajaba en dicho centro en el área de química, pero dijo que estaban confirmando mayor información debido a que el caso se encuentra bajo investigación de las autoridades del Ministerio del Interior.

Entre los comentarios que este ultra-católico estudiante de química orgánica dejó escrito, está un llamado a “a matar maricones durante sus manifestaciones en contra de la iglesia católica”.

En esos foros ultraconservadores, el joven oriundo de Puebla, señaló que durante la marcha “antipapa es un buen momento para agarrarlos a todos juntos y quemarlos”.

Llegó a publicar comentarios como los rescatados hoy por el portal de noticias El Plural: “Esta es mi lucha. A matar maricones y cualquier aberración antihumana durante sus manifestaciones en contra de la iglesia católica. Soy trabajador de una importante industria farmacéutica en Madrid y puedo hacerme de suficientes sustancias peligrosas para boicotear las protestas antipapa. El que se me quiera unir contácteme: f_cogelon69@hotmail.com. Atentamente yo. Posdata que se valla a chingar a su madre todos los putos maricones de mierda, asquerosas abominaciones, desechas de vida, errores de dios”.

Asimismo, en otras redes sociales como Meneame, Pérez Bautista habría utilizado el seudónimo de BAGMAN69 para hablar de sus planes.

El pasado martes 9, en el foro del periódico La Voz Libre (el primero, antes descrito, fue a las 13:51 horas, y a las 15:35) escribió varios mensajes, como el siguiente:

“Gracias a aquellos que me han enviado mail solicitando reclutarse a mi lucha, les adelanto, tengo disponible 200 litros ácido clorhídrico y unas 50 botellas de bromuro de bencilo, con esto podemos hacer una buena mezcla asfixiante pero necesito más gente para distribuir contenedores de medio litro entra esas porquerías desechos de vida que se manifestaran en contra de la iglesia, y espero esta noche poder extraer del almacén unos cuantos kilos de gas cloro para esparcirlo en ampolletas de 100 mililitros, ánimo tenemos menos de 8 días para organizarnos. A matar maricones y en nombre de dios”.

El martes 9, el detenido escribió en los foros de La Voz Libre: “Ya estamos listos, las molotov ya están listas” y enseguida pregunta “quién será el valiente que arrojará una (bomba) sobre la espalda de un maricón de mierda antipapa”.

Otro mensaje tiene fecha del jueves 11, a las 00:05 horas: “Ánimo compañeros, nos falta un poco de fertilizante, les repito no queremos dinero solo traigan fertilizante, nafta, pólvora o cerillo o un mechero también sirve, el único fin es matar a esos perros maricones, en su marcha antipapa es un buen momento para agarrarlos a todos juntos y empapelarlos y después quemarlos por maricones”.

El portal de internet asegura que bajo el mismo seudónimo de BAGMAN69, escribió comentarios en un portal de pornografía.

En ella, señala con insultos que es “mexicano y tengo residencia en tu país de mierda donde vengo a divertirme con las putas y reírme de estúpidos como con los euros que tu propio Gobierno me da, por tener la calidad intelectual que ningún perro asqueroso de este país mediocre puede mostrar”.

La policía advirtió la semana pasada al juzgado de turno, entonces a cargo del juez Ismael Moreno, sobre los mensajes detectados en internet, y sobre la facilidad que el investigado tenía para acceder a productos químicos, debido a los estudios que desarrollaba.

Entonces se giró una orden para intervenir la casa y el cubículo de trabajo de Pérez Bautista.

En la intervención de su domicilio, en la calle Velásquez de esta ciudad, que compartía con otros compañeros, la policía aseguró una memoria de computadora, una computadora portátil y dos cuadernos donde encontró anotaciones sobre componentes químicos que no correspondían con los estudios que desarrolla en el CSIS.

Fuentes de la Audiencia Nacional, consultadas por el periódico El País, quitaron importancia a las intenciones de ejecutar un atentado real por parte del detenido, pero encuadraron la operación en labores preventivas de la policía.

Asimismo, las mismas fuentes justificaron la actuación por el “síndrome de Utoya, es decir, la matanza cercana a Oslo, donde el asesino contó sus planes en diversos foros de internet.

Asiste SRE a mexicano

En México, mientras tanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que ya se presta la atención consular debida a Pérez Bautista.

En un comunicado, la Cancillería dio a conocer que la Embajada de México en España y su sección consular darán un seguimiento puntual a la evolución del caso para el fin de vigilar que el connacional tenga en todo momento el debido proceso frente a los delitos que se le imputan.

“Esta mañana, las autoridades consulares mexicanas acudieron al Centro de Detención Canillas, lugar en el que se encuentra José Albano Pérez Bautista, quienes pudieron verificar la identidad del detenido, que se encuentra en óptimas condiciones físico-médicas, que ha recibido un buen trato por parte de las autoridades españolas y que cuenta con un abogado de oficio”, indicó la SRE.

La Embajada de México en España conoció ayer de la detención de Pérez Bautista de 24 años de edad y a quien se le imputa el delito de terrorismo.

Pérez Bautista planeaba atentar contra los manifestantes opuestos a la visita de Benedicto XVI a través de gases asfixiantes y otras sustancias químicas, según la Policía española.

El mexicano detenido estudiaba en el Instituto de Química Orgánica General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC, estatal) y en su domicilio de Madrid se encontró una memoria portátil y dos cuadernos con anotaciones de procesos químicos ajenos a sus estudios de química.

El elevado nivel educativo del terrorista mexicano debe poner a temblar a todo aquél que crea erróneamente que una educación universitaria con títulos de postgrado puede forjar en cualquier persona un criterio lo suficientemente amplio como para evitarle caer en este tipo de ideologías extremistas. Y si alguien con un elevado nivel cultural como el que posee el mexicano de ultraderecha José Alvano Pérez Bautista no pudo evitar caer en la trampa de las ideologías bizarras de la extrema derecha, ¿qué posibilidades de salvación puede tener entonces un joven que no haya terminado ni siquiera sus estudios de secundaria o de preparatoria? Lamentablemente, ninguna, no sin la ayuda protectora de sus padres y de la sociedad. Y una vez que se ha caído en ese tipo de trampas de ideología, resulta muy difícil escurrirse fuera de la locura. En esta situación se encuentran tipos como el comentarista Teco de la Universidad Autónoma de Guadalajara goliath que de cuando en cuando se presenta en estos foros para tratar de convencer a su marca ideológica a todos aquellos que estén dispuestos a dejarse convencer por él, o como otro comentarista que se hace llamar Julio LeMaitre cuya afición por el revisionismo-negacionismo pseudo-histórico que distingue a los ultraderechistas es ya más que obvio; a estos tipos es imposible tratar de convencerlos de que están en un grave error, tratar de hacerles ver sus yerros es perder el tiempo lastimosamente, lo único que se puede hacer es rebatirles aquí mismo sus patrañas y las muletas de yeso en que se apoyan sus ideologás bizarras para que ello sirva de advertencia a otros que aún no han caído en estos fanatismos, porque en lo que respecta a los que ya cayeron, pues ya ni modo, tendrán que llevarse a la tumba su antisemitismo, su homofobia, su ultraderechismo, su intolerancia, su conservadurismo extremista, en fin, todo el equipaje del cual no pudieron desprenderse en vida. Esos tipos ni tienen salvación ni quieren ser salvados, ni siquiera por el mismo Jesús de Nazareth, ya decidieron aquello en lo que quieren creer por los siglos de los siglos, y nada los hará cambiar de modo de pensar, ni siquiera la proximidad de la muerte.

Por la ideología que le sale hasta por los poros, hay un 99% de probabilidades de que José Alvano Pérez Bautista desde mucho antes de poner un pie en España haya sido juramentado ya bajo promesa de secrecía perpetua dentro de alguno de los capítulos de la sociedad terrorista secretea de ultraderecha conocida como la Organización Nacional del Yunque. Y dado el suelo fértil que hay en España para quienes añoran un regreso a los tiempos dorados de la ultrafascista Falange, existe también un 99% de probabilidades de que José Alvano Pérez Bautista haya fundado por lo menos un capítulo español del Yunque en la ciudad en donde ha estado viviendo. Sin embargo, esto no lo podrán saber las autoridades españolas mediante un interrogatorio, porque el juramento de lealtad que se les extrae en medio de ceremonias pseudo-religiosas impresionantes para hacerles creer que aquello en lo que fueron inducidos es algo casi sagrado les proporciona a estos tipos un torcido espíritu de autosacrificio (al igual que en el caso de los terroristas suicidas musulmanes) que los hace invulnerables, prefiriendo morir en medio de los peores tormentos imaginables que soltar todo lo que saben acerca de quiénes los reclutaron y en dónde se juntan y qué planes tienen.

En realidad, la única equivocación que cometió José Alvano Pérez Bautista fue el haberse dejado ganar por su fanatismo radical antes de poder llevar a cabo todas las barbaridades que tenía planeadas llevar a cabo, lo cual no siempre es el caso. En la cabeza de Adolfo Hitler también hervía un fanatismo antisemita radical que lo empujaba a tratar de matar a todos los judíos que pudiera matar, pero en este caso el tipo pudo controlar su insania esperando consolidarse primero en el poder para entonces sí poder llevar a cabo todas las barbaridades que tenía planeadas llevar a cabo desde un principio, arrastrando a todo su propio país y a Europa entera al despeñadero. En la gran mayoría de los que son inducidos dentro de estas cofradías siniestras como el Yunque se suelen dar este tipo de conflictos internos, en los cuales hay una lucha entre el fanatismo que está pidiendo casi a gritos salir a flote para llevar a cabo una carnicería despiadada en contra de los supuestos enemigos a quienes supuestamente debe exterminar de la faz del planeta, y la inteligencia racional que les dice que eso no es malo pero que hay que aguantarse hasta poder amasar más poder para que una vez con poder en sus manos entonces sí pueden llevar a cabo todo tipo de actos criminales actuando en la mayor impunidad que se pueda concebir.

No es raro que el ultraderechista mexicano sea proveniente de Puebla como se ha manejado en los medios, un Estado típico del fanatismo enfermizo histórico en donde la extrema derecha ha podrido ya las mentes de generaciones enteras, una región incubadora de dementes ocultos que pueden ser estudiantes o egresados de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) , del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE), de la Universidad Anahuac o de cualquiera de esos “centros de estudios” en donde se han incubado huevos de serpiente al estilo de Marcial Maciel.

De haberse salido con la suya, el demente cuan malogrado terrorista mexicano José Alvano Pérez Bautista pudo haber ocasionado una verdadera tragedia en España que podría haberle abierto de una vez por todas y de manera definitiva a los españoles del terrible peligro que les acecha tras las sombras, un peligro importado de México del cual José Alvano Pérez Bautista es apenas una de las muchas cabezas de la hidra. El tipo, con estudios avanzados de Química Orgánica, contaba con todos los conocimientos necesarios para la elaboración del venenosísimo gas sarin, el mismo veneno utilizado en los letales atentados terroristas de Japón llevados a cabo por una secta demencial autollamada irónicamente “verdad suprema” (toda esta clase de dementes siempre se han declarado poseedores de la “verdad suprema”, y en esto no mienten cuando lo dicen, están genuinamente convencidos de que lo que están haciendo es lo correcto y de que lo que se les ha metido en la cabeza es la verdad y nada más que la puritita verdad, una “verdad” por la cual están dispuestos inclusive a dar la vida mientras que sus cabecillas tranquilamente los ven morir desde lejos quizá carcajeándose de lo idiotas que son sus seguidores).

El joven terrorista mexicano de extrema derecha José Alvano Pérez Bautista es una consecuencia lógica de la lectura acrítica y desmedida de materiales enajenantes tales como Derrota Mundial del pseudo-historiador consentido de la ultraderecha Salvador Borrego Escalante o los libros escritos por el misterioso ultraderechista español adorador de Hitler y de la Falange que se hace llamar a sí mismo Joaquín Bochaca. Cualquiera que ingiera veneno sin tener a la mano un antídoto lo más seguro es que terminará envenenado, y si las dosis de veneno son mayúsculas lo más probable es que termine muerto, si no físicamente al menos espiritualmente como ocurre en muchos casos.

Por lo pronto los españoles tienen ya un problema mayúsculo en sus manos. La presencia permanente en suelo español de mexicanos adoctrinados por la ultraderecha tales como José Alvano Pérez Bautista es una confirmación innegable de que la extrema derecha mexicana ya tiene un pie en España, y mucho antes de que llegara José Alvano Pérez Bautista ya habían estado viajando desde la ciudad de Guadalajara tipos extraños que traían en mente ideas novedosas que ya estaban dando resultado en México para la conquista subrepticia del poder a través de la fundación y promoción de sociedades secretas dizque católicas (¡no lo son!) y a través de la fundación de gobiernos paralelos secretos; y fue precisamente el dictador español fascista antisemita Francisco Franco quien les abrió las puertas de España a estos conspiradores quizá con la esperanza de que en su ausencia permanente estos tipos educados en su misma ideología radical obscurantista contribuirían a la perpetuación del fascismo neo-Nazi en España por otros medios. Y lo están logrando, al menos en México. A partir del año 2000, México cayó, y España ya está empezando a ver las primeras señales de alerta de que si no abre sus ojos a tiempo recorrerá el mismo camino trágico que el que están recorriendo los mexicanos gobernados por poderes fácticos terribles que son los que realmente están gobernando al país detrás del cortinaje en donde se esconden.

Connacional ultracatólico detenido en España quería matar ‘errores de Dios’
(artículo compilado de varias agencias, entre ellas APRO, Reuters, y EFE)
17 de agosto del 2011

“Mi lucha es matar maricones y cualquier aberración antihumana”, “errores de Dios” y “asquerosas abominaciones”, aseguraba en foros sociales el mexicano ultracatólico José Alvano Pérez Bautista, detenido el martes en Madrid por intentar atentar con “gas sarín” contra la manifestación contra el uso de dinero público en la visita de Benedicto XVI a la capital española.

El presunto delincuente mexicano, de 24 años y natural de Puebla, era “voluntario” de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), el organismo oficial del Vaticano para congregar a las juventudes católicos con su líder espiritual cada tres años.

Pérez Bautista permanece preso en la comisaría de Canillas, en la periferia de Madrid, a la espera de pasar a disposición judicial. A pesar de estar bajo el régimen de la legislación antiterrorista, que permite un periodo de incomunicación de hasta 13 días, el ultraconservador mexicano recibió la visita de una delegación de la embajada de México en Madrid, que habría comprobado su estado físico y que tuviera un abogado de oficio para encausar su proceso.

En un comunicado, la Cancillería dio a conocer que darán un seguimiento puntual a la evolución del caso para el fin de vigilar que el connacional tenga el debido proceso frente al delito de terrorismo que se le imputa.

Pérez Bautista planeaba atentar contra los manifestantes opuestos a la visita de Benedicto XVI a través de gases asfixiantes y otras sustancias químicas, según la Policía española.

El mexicano detenido estudiaba en el Instituto de Química Orgánica General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC, estatal).

De los pocos detalles que se conocen hasta ahora del detenido se sabe que vivía en una de las zonas más exclusivas de Madrid, en el barrio de Salamanca, donde suelen residir las personas de alto nivel económico y conservadoras. Además trascendió que tenía una larga y honda relación con la estructura oficial del encuentro de las juventudes católicas, al tener varios meses de voluntariado y de trabajo activo para llevar a cabo el encuentro con Joseph Ratzinger.

Pero el detenido también era activo en las redes sociales de la extrema derecha, donde coincidía con otros internautas con ideas ultras. Por ejemplo, en un comentario en un portal conservador y católico que se llama La Voz Libre, el mexicano detenido escribió “esta es mi lucha. A matar maricones y cualquier aberración antihumana durante sus manifestaciones en contra de la iglesia católica. Soy trabajador de una importante industria farmacéutica en Madrid y puedo hacerme de suficientes sustancias peligrosas para boicotear las protestas antipapa. El que se me quiera unir contacteme. Atentamente yo” (sic), luego, en una posdata, lanza insultos a los homosexuales, a quienes llama “errores de dios” (sic).

En nombre de ‘Dios’

Asimismo, en otras redes sociales como Meneame, Pérez Bautista habría utilizado el seudónimo de BAGMAN69 para hablar de sus planes.

El pasado martes 9, en el foro del periódico La Voz Libre escribió varios mensajes, como el siguiente: “Gracias a aquellos que me han enviado mail solicitando reclutarse a mi lucha, les adelanto, tengo disponible 200 litros ácido clorhídrico y unas 50 botellas de bromuro de bencilo, con esto podemos hacer una buena mezcla asfixiante pero necesito más gente para distribuir contenedores de medio litro entra esas porquerías desechos de vida que se manifestaran en contra de la iglesia, y espero esta noche poder extraer del almacén unos cuantos kilos de gas cloro para esparcirlo en ampolletas de 100 mililitros, ánimo tenemos menos de 8 días para organizarnos. A matar maricones y en nombre de dios” (sic).

Otro mensaje tiene fecha del jueves 11, a las 00:05 horas: “Ánimo compañeros, nos falta un poco de fertilizante, les repito no queremos dinero solo traigan fertilizante, nafta, pólvora o cerillo o un mechero también sirve”.

La policía advirtió la semana pasada al juzgado de turno, entonces a cargo del juez Ismael Moreno, sobre los mensajes detectados en Internet, y sobre la facilidad que el investigado tenía para acceder a productos químicos, debido a los estudios que desarrollaba.

Entonces se giró una orden para intervenir la casa y el cubículo de trabajo de Pérez Bautista.

En Puebla, un profesor cercano al mexicano se declaró sorprendido por la detención y afirmó que había sido un estudiante “destacado” y “excepcional”.

José Alvano Pérez Bautista es “un estudiante destacado, más que destacado, un estudiante excepcional, trabajaba muchísimo, inteligente”, declaró el catedrático Fernando Sartillo, que fue su asesor de tesis cuando se graduó en la Universidad Autónoma de Puebla, en el centro de México.

“Quizá fue una broma que escribió”, señaló respecto a los escritos del joven en Internet.

El catedrático de la Universidad de Puebla descartó que el joven pueda realmente tener el potencial de realizar un ataque y manifestó su molestia por la forma como se ha manejado la investigación.

“Si hay alguien que lo acuse de tener actividades extra académicas supongo que no sabe qué es estudiar una maestría en Química Orgánica en un país con una exigencia enorme y mantener una beca (dada) por España. No tiene la menor idea de lo que está diciendo: para mantenerse allá debe ser un estudiante excepcional”, insistió.

‘Un chaval muy educado’

A su vez, el portero del edifico donde vivía Pérez Bautista, un español de nombre Franky, se sorprendió por la noticia porque, dijo, “se trata de un chaval muy educado, majo y simpático, que aparentemente no se mete con nadie”.

El portero contó que José Alvano comparte departamento con otros dos compañeros, estudiantes de química, y que el inmueble es propiedad de un químico que presuntamente el mexicano habría conocido en el instituto donde está becado. Por el alquiler del departamento, de acuerdo al portero, los jóvenes pagan mil 200 euros al mes, es decir, unos 20 mil pesos.

En cualquier caso, un juez espera mañana al acusado mexicano en la Audiencia Nacional, por lo que será en los próximas 48 horas cuando se sabrá el verdadero alcance de la acusación.

Al igual que como sucedió con el terrorista ultraderechista de Noruega, el extremista mexicano supo mantener bien oculta su verdadera personalidad sociópata de muchos que lo rodeaban que jamás imaginaron ni siquiera remotamente que detrás de un joven estudioso e inteligente se pudiera esconder un verdadero monstruo del neofascismo. Este sujeto pudo burlar e inclusive avasallar por buen tiempo todos los filtros tanto de su país de origen como españoles, que tienen como función detectar para lo conducente a este tipo de desquiciados.

La siguiente nota periodística dá un recuento de lo bien que el ultraderechista mexicano aspirante a terrorista supo ocultar de aquellos con quienes convivía sus tendencias criminales y su proclividad a la intolerancia y el fanatismo exacerbado (es muy posible que ni siquiera sus propios padres supieran de la ideología extremista que alguien inculcó en la mente de su vástago, excepto tal vez que hayan notado en cierto momento un cambio en la actitud y el comportamiento de José Alvano Pérez Bautista, muy parecido al cambio de actitud que los padres de familia deben estar atentos y alertas para sospechar que alguno de sus hijos está consumiendo drogas):

En el cuarto de José Alvano, un altar a Benedicto XVI
EL UNIVERSAL
19 de agosto del 2011

El joven mexicano José Alvano Pérez Bautista es aparentemente un chico normal, que estudia primer curso de un doctorado en Química en el Instituto de Química Orgánica General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid, y que comparte departamento con otros jóvenes de su edad.

Sin embargo, cuando uno entra en su recámara en el apartamento de la calle Velázquez en el que vive hay dos cosas que llaman poderosamente la atención. La primera de ellas es una máscara antigás de color blanco que hay colocada en una estantería y que la policía ha olvidado llevarse después de detenerlo. Y la segunda es un pequeño altar presidido por una fotografía del papa Benedicto XVI, al lado de un rosario, una Biblia, una cerveza sin alcohol con el logotipo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y otros enseres que le dieron cuando se inscribió como voluntario.

Alvano Bautista fue detenido el martes pasado por miembros de los servicios de inteligencia de la policía nacional, acusado de planear atacar con gases asfixiantes y otras sustancias químicas, como el gas sarín, a los participantes en la manifestación laica que se celebró ayer en contra de que la Jornada Mundial de la Juventud (que comenzó el martes y que contará con la presencia del papa Benedicto XVI) se financie con fondos públicos.

Unos días antes el joven había publicado varios mensajes en la página web del diario digital La voz libre en los que anunciaba su intención de “reventar” la marcha laica. Bajo el seudónimo de “Bagman 69” había escrito cosas como: “Ánimo, compañeros, ya casi estamos listos. Las molotov ya están listas. ¿Quién será el valiente que arrojará una sobre la espalda de un maricón de mierda antipapa?”. Además, llamaba al exterminio de los homosexuales en nombre de Dios, aseguraba poseer sustancias explosivas y enlazaba a páginas web con instrucciones para fabricar bombas caseras.

Ante el riesgo de que pasara a la acción y creara el pánico en la protesta, la policía decidió detenerlo. “Estábamos en casa cuando de repente sonó el timbre y al ir a abrir me encontré con diez policías vestidos de paisano obligándome a abrir la puerta después de enseñarme su placa”, recuerda en entrevista con EL UNIVERSAL uno de sus compañeros de departamento que prefirió guardar el anonimato. “Revisaron toda su recámara y se llevaron su computadora y sus memorias, pero se olvidaron de esta máscara antigás”, explica mientras la muestra.

La vivienda tiene unos 80 metros cuadrados, cuatro pequeñas recámaras, un baño, una cocina y una sala de estar. La recámara del joven de 24 años está completamente desordenada. Hay botes de cerveza vacíos, la ropa está en el suelo revuelta, la cama sin tender y los cajones abiertos. “Ha sido la policía”, explica su otro compañero de apartamento que también pide que no se publique su nombre. “Él es un chico muy limpio y ordenado”, añade. Ninguno de los dos jóvenes puede creer que Pérez Bautista haya escrito cosas como esas ni que pretendiera atacar en una manifestación. “Estamos muy sorprendidos y todavía no nos lo podemos creer”, aseguran. “Era muy hablador. Le encantaba platicar y dar su punto de vista sobre muchos temas, y sí es verdad que era homófobo y que odiaba a los homosexuales y a las prostitutas y que decía cosas muy ofensivas contra ellos, pero jamás nos hubiéramos imaginado que fuera capaz de hacer una cosa así”, añade.

Ambos reconocen que nunca pensaron que fuera un ultracatólico. “No iba a misa los domingos, ni rezaba, aunque sí estaba muy orgulloso de que la JMJ le hubiera permitido ser voluntario y siempre nos enseñaba las cosas que le habían dado en la mochila del peregrino y nos animaba a que leyéramos los libros religiosos que él leía como el Youcat”, señala uno de ellos mostrando el libro sobre la cama. “Pero nada más”, añaden. Uno de ellos sí reconoce que había una cosa de él que “me parecía rara”: “Cuando hablábamos de religión siempre evadía el tema. Cambiaba de conversación rápidamente, no le gustaba hablar ni del Papa ni de la Iglesia católica”, recuerda.

Un chico normal

De nacionalidad colombiana uno y rumano el otro, los dos jóvenes coinciden en señalar que era muy amable y simpático, muy educado, limpio y ordenado. “Un chico normal. Eso sí, muy fiestero. Le encantaba salir por las noches y llegaba muy tarde a casa. Pero también era muy inteligente y muy buen estudiante”, aseguran.

Los dos conocieron al detenido por internet. Él fue el que alquiló el departamento el pasado mes de octubre al dueño, así que puso un anuncio para rentar las otras recámaras. “Y desde que llegamos siempre nos preguntaba si necesitábamos algo, si todo estaba bien, e incluso si nos poníamos enfermos nos cuidaba”, explican. “Estamos alucinados y nos cuesta creer que lo que se dice sea verdad. Aunque tampoco pondríamos la mano en el fuego por él ni por nadie”, reconocen.

También el conserje de la finca, Franklin Azcona, aseguró estar muy sorprendido con la noticia, y lo definió como un chico muy amable y educado que jamás tuvo ningún problema con los vecinos. “Jamás hizo ninguna fiesta, ni ningún vecino se quejó de él. Al contrario, siempre ayudaba a la mujer del 6 a bajar sus bolsas. Era muy servicial”. Una opinión con la que coincide Luis Eiris, vecino del tercero exterior, con quien platicaba de química en el elevador. “Es un joven muy educado. Me parece increíble que haya podido escribir esas barbaridades de los homosexuales y de las prostitutas”, afirma.

Tras su detención Pérez Bautista permanece en el centro policial de Canillas, en Madrid. Ayer fue visitado por la cónsul y el vicecónsul, de la embajada de México en España, quienes reconocieron que se encuentra bien de salud, que ha recibido un buen trato por parte de las autoridades y que cuenta con un abogado de oficio. Además, le ofrecieron avisar a sus padres, a lo que el joven accedió. Hoy jueves Pérez Bautista testificará ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

Afortunadamente, el terrorista ultraderechista de Puebla no tuvo tiempo para poder consumar ninguna de sus intenciones criminales, ya que la policía española entró en acción seguramente alertada por otros internautas que veían venir algo parecido a lo que ocurrió en Noruega, además de que tras los atentados terroristas cometidos por la red Al Qaeda las antenas de vigilancia en España ya estaban muy en alto. El terrorista de Noruega Anders Behring Breivik también era conocido por su fanatismo religioso y también publicó en Internet sus intenciones de cometer sus atentados, pero lamentablemente la policía no actuó a tiempo con las trágicas consecuencias que hoy conocemos. Desafortunadamente, y precisamente porque no tuvo tiempo de matar a nadie, no se le pueden fincar cargos por homicidio o por actos de terrorismo, lo cual significa que eventualmente estará libre de regreso en las calles, con sus conocimientos avanzados de Química y su fanatismo intolerante aún intactos, lo cual lo convierte en una peligrosa bomba de tiempo andando. Lo más que pueden hacer en España tras alguna pena simbólica es deportarlo a México tras ponerlo en la lista negra en Interpol, quitándose de encima a este orate ultrafanático y dejándole el problema a México en donde posiblemente a este tipo le espere un futuro brillante dentro de la Organización Nacional del Yunque, dentro del infiltradísimo y cada vez más ultraderechizado Partido Acción Nacional, y dentro del PAN-Gobierno si los conspiradores logran sus objetivos de consolidar con la ayuda de medios audiovisuales tan poderosos como TELEVISA y TV AZTECA una dictadura disfrazada de democracia que les dé “legitimidad” fuera de México.

Por lo general, cuando se ubica como ultraderechista confirmado a un tipo como José Alvano Pérez Bautista, casi siempre hay otros cerca de él que conforman con él un círculo cerrado. Ciertamente, están aquellos que lo indoctrinaron en materiales antisemitas de corte neo-Nazi imbuyéndole el cerebro con las fantasías y falsedades entretejidas con verdades a medias por pseudo-historiadores revisionistas ilusos como Salvador Borrego Escalante y Joaquín Bochaca. Pero también puede haber otros que han sido sus “padrinos” en su ingreso juramentado a una de las muchas células de las sociedades secretas de la extrema derecha mexicana que operan como una especie de masonería extrema con plena intención de internacionalizar sus operaciones. Y esto también debería empezar a preocupar ya a las autoridades españolas, porque la gravedad de la situación se está empezando a mostrar ya ante los ojos del mundo entero.

Como parte integral de su formación de ultraderecha, José Alvano Pérez Bautista mostró la misma ingratitud que distingue a todos los tipos de su ralea. Lejos de agradecerle a los españoles el haberle abierto las puertas permitiéndole obtener estudios superiores con la ayuda de una beca generosa, lejos de comportarse con honor y caballerosidad hacia sus anfitriones, su principal pasatiempo era atizar odios y fanatismos en el país anfitriones con las intenciones declaradas de llevar a cabo actos terroristas en contra de ciudadanos españoles. No se trata ya de un mexicano manejando planes para matar mexicanos en su euforia de fanatismo intolerante; se trata de un mexicano manejando planes para matar españoles, precisamente a quienes le abrieron generosamente sus puertas. Es algo parecido a lo sucedido con el terrorista noruego de ultraderecha que se proclamaba a sí mismo anti-marxista y anti-musulmán, al final de cuentas aquellos a los que mató ni siquiera los identificó previamente como marxistas ni como musulmanes, ni le importó que se trataba de niños y jóvenes noruegos que habían ido a la isla de Utoya a pasar un fin de semana disfrutando del buen clima.

Los odios irracionales que hierven en el cerebro en llamas de José Alvano Pérez Bautista son típicos de las minorías extremistas que quieren imponerle a los demás su forma de pensar, al buen estilo de los Nazis. No se conforman con imponerle sus creencias a sus propias esposas e hijos o a las comunidades cerradas en donde llevan a cabo sus vidas, el objetivo es obligar a todos los demás a pensar como ellos, convertir a los demás en fanáticos, y si eso no se puede, pues entonces adoptan la filosofía de que “si no estás conmigo entonces estás contra mí y te considero mi enemigo, y así te voy a tratar”.

Por increíble que parezca, y de acuerdo a varios informes que han estado llegando al centro de operaciones de Spectator, sin perdonarle sus congéneres desde luego el “error estratégico” que cometió José Alvano Pérez Bautista de haberse dejado atrapar por las autoridades españolas, al fracasado terrorista de ultraderecha de Puebla ya se le está alabando en varios capítulos de las sociedades secretas de la extrema derecha de México como “un ejemplo a seguir”, sacando en su defensa la exculpante favorita de la extrema derecha: la exculpante por comparación, recurriendo al pasado, apostándole al pretérito y soslayando el presente (esto además de inventar datos e inflar abundantemente las cifras), con propaganda incendiaria en la que se pueden encontrar cosas tales como: “Los marxistas han hecho cosas mil veces peores tales como las matanzas de Stalin en las que murieron ocho mil millones de rusos, o las matanzas en la China comunista que le costaron la vida a más de 60 mil millones de chinos, o la matanza de cincuenta millones de cubanos que se requirió para quitar del poder al patriota y nacionalista (¿?) Presidente Fulgencio Batista (el cual en su huída se llevó consigo 100 millones de dólares propiedad del pueblo cubano en los tiempos en los que esta cantidad de dinero era una fortuna fabulosa, y terminó refugiándose en la España fascista de Francisco Franco cuando era el refugio predilecto de dictadores fascistas y criminales de guerra Nazis) o las matanzas en Camboya por culpa de las cuales murieron 600 millones de camboyanos”. No importa, desde luego, que el comunismo estilo soviético ya no existe en la actualidad excepto en Corea del Norte, y que el verdadero peligro actual además del terrorismo musulmán es la expansión continuada de la extrema derecha a nivel mundial adquiriendo niveles conspiratorios como en México, lo único que les importa es justificar a los nuevos “ejemplos a seguir” estableciendo comparaciones que en realidad ya no vienen al caso. Es como decir: “¿Qué tiene de malo que mate a unos cuantos, cuando mis enemigos han matado a cientos de millones? ¿Verdad que yo no soy entonces tan malo como parezco si mato a unos cuantos? ¿Verdad que si yo mato a unos cuantos en realidad sigo siendo muy bueno en comparación con los otros marxistas que han matado a muchos más? ¿Y si ellos han incurrido en muchos excesos, pues acaso yo no estaré justificado también en incurrir en uno que otro exceso, aunque si yo le hago lo mismo a mis enemigos que lo que supongo que ellos están haciendo pues entonces la balanza estaría equilibrada y eso sería lo justo. ¿No es así?” Y así se dan a sí mismos licencia para matar al estilo James Bond y se justifican todas las barbaridades que hagan “en nombre de Dios” y justifican a Hitler y justifican al General Pinochet y justifican todo aquello por lo cual hacen su “lucha” incluyendo la comisión de actos terroristas o la intención de incurrir en actos terroristas, todo en aras de “salvar” al mundo de la fantasiosa “gran conspiración judía comunista masónica” basada en el fraude literario más grande de todos los tiempos (Los Protocolos de los Sabios de Sión).

Entre las muchas estupideces que escribió el ultraderechista poblano hay una en la cual afirma que su objetivo es “corregir los errores de Dios”, o sea los homosexuales, y la forma de corregir estos errores es acabando con ellos (tal y como lo hizo Hitler en sus hornos crematorios). O sea que Dios se equivoca, pero él no, y para eso están él así como los demás ultraderechistas mexicanos que comparten su rabiosa homofobia, para corregir los errores de Dios, porque no confían en que Dios pueda corregir sus propios errores. Y si son capaces de corregir “los errores de Dios”, pues eso los hace superiores a Dios. ¿O no? Y si se sienten superiores a Dios, pues entonces están calificados para “salvar” al mundo haciendo todas las atrocidades que se les vengan a la mente dándose libre autorización a sí mismos para darle plena validez a la consigna maquiavélica el fin justifica los medios. Así es como se les ha enseñado a razonar, así es como se les enseña a “pensar”. Esta es precisamente la clase de gente que quiere imponer un nuevo orden mundial no solo en México sino en todo el planeta, esta es la gente que quiere “salvar al mundo” del comunismo.

Veamos ahora la siguiente evaluación emitida por otro analista:

José Alvaro Pérez Bautista: México ahora exporta orates de derecha
SDPnoticias.com
Beam
17 de agosto del 2011

Uno de mis seguidores de Twitter comentó el día de hoy que el poblano José Álvaro Pérez, quien tuvo a bien amenazar con rociar con gas Sarín a los manifestantes anti-papales en España, únicamente estaba “amenazando”.

Sin duda el estar detrás de una computadora, supuestamente “protegido” por el hecho de ser anónimo o de no estar frente a frente ante el “enemigo” (intenten decirle a alguien en la calle que lo van a envenenar por el simple hecho de pensar diferente que ustedes, a ver cuál es la reacción) le da a algunos el impulso necesario para hablar de más. Pero un tipo como Pérez Bautista, aficionado a sitios de ultraderecha, con el conocimiento de cómo preparar químicos –el tipo es un investigador bien versado en esos temas- bien podría haberse convertido en el próximo, Anders Behring Breivik el asesino de Noruega.

Es una pena que México, que según estudios ocupa el primer lugar mundial en bullying como bien se mencionó en una de nuestras columnas de hoy, ahora exporte orates rabiosos de derecha a otros países. Pero acciones como esta, lamentablemente, sólo me hacen pensar que es cuestión de tiempo para que los miembros de la derecha mexicana más extremista, racista e irascible transformen sus bravatas y llamados a golpear y envenenar a sus adversarios (llamados de manera indistinta “nacos”, “chairos”, “indios”, etc.) en acciones reales, quizás mortales.

El mismo día que fue publicada en Internet la evaluación anterior, otro medio ampliamente conocido publicó el siguiente reportaje:

España: cae mexicano por planear atentado
Ana Anabitarte
EL UNIVERSAL
17 de agosto del 2011

José Alvano Pérez Bautista, un joven de 24 años de nacionalidad mexicana y natural de Puebla, fue detenido ayer por miembros de los servicios de inteligencia de la Policía Nacional en Madrid. Según un escueto comunicado hecho público por la policía, se le acusa de planear atacar con gases asfixiantes y otras sustancias químicas como el gas sarín, a los participantes en la manifestación laica que se va a celebrar hoy en el centro de la ciudad, en contra de que la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que comenzó ayer y que contará con la presencia del Papa Benedicto XVI, se financie con fondos públicos.

El detenido pensaba dirigirse hoy a las siete y media de la tarde a la céntrica plaza de Tirso de Molina, que es de donde va a partir la marcha organizada por más de 140 organizaciones laicas y religiosas bajo el lema “De mis impuestos, al Papa cero”, con el objetivo de atacar a algunos de sus participantes. Por eso la policía decidió detenerlo ante el riesgo de que creara una situación de pánico. Según los convocantes, a la protesta se espera que acudan decenas de miles de personas pertenecientes a organizaciones laicas y religiosas como Redes Cristianas, Europa Laica, Ateos en Acción, Cristianos por el Socialismo e Iglesia de Base de Madrid.

El arresto de Pérez Bautista se produjo en el recinto ferial de Ifema, situado a las afueras de la capital y donde están alojados algunos de los mil 700 voluntarios que están ayudando en la organización de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), a las 12.50 del mediodía (5.50 en México) y después de que varias personas alertaran a las fuerzas de seguridad al haber encontrado comentarios suyos en foros en Internet, donde defendía que no se puede consentir que se produzcan ataques contra el Papa Benedicto XVI. Bernardo Grahue, agregado político de la embajada de México en Madrid, confirmó a EL UNIVERSAL la detención pero dijo no tener más datos debido al secreto de instrucción, hasta el día de hoy en que el detenido pasará a disposición judicial.

Licenciado en Química por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), donde estudió en su centro de Investigaciones, Pérez Bautista lleva algún tiempo viviendo en el barrio de Salamanca de Madrid, uno de los más caros, donde estudiaba y trabajaba con una beca en el Instituto de Química Orgánica General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

En su departamento, que compartía con otros investigadores también becados, se ha encontrado una memoria portátil y dos cuadernos con “anotaciones de procesos químicos ajenos a sus estudios”, que están siendo analizados por la Policía Nacional.

Aunque la policía insiste en que no se tiene constancia de la realidad de la amenaza, argumenta que ha decidido detenerle para evitar cualquier posible incidente, incluso un ataque fallido que pudiera provocar el pánico.

Labores de reclutamiento

Además de preparar el atentado, el arrestado hizo labores de “reclutamiento” a través de la red para sumar adeptos a su hipotético ataque. Hoy pasará a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, quien ya ha emitido orden de registro además de en su domicilio, en su lugar de trabajo de la Sede del Instituto de Química Orgánica General en Madrid. Autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dijeron que de acuerdo con los protocolos de la Convención de Viena, el gobierno de España notificó a funcionarios consulares mexicanos la aprehensión de Pérez Bautista, garantizando con ello la asistencia de su gobierno ante las acusaciones que enfrenta, conforme establece el derecho internacional.

Fuentes de la Cancillería señalaron que hoy “a primera hora” personal de la Embajada de México visitará a Pérez Bautista en el centro de detención donde quedó a disposición de las autoridades judiciales españolas, y de acuerdo con el procedimiento, se verificará su identidad y nacionalidad.

En caso de que los diplomáticos mexicanos corroboren que el estudiante es efectivamente un connacional, se activará de inmediato la asistencia consular, a fin de que cuente con la asesoría legal necesaria para hacer frente a los cargos que se le imputan, a fin de garantizar un proceso apegado a derecho.

Rafael Hernández Oropeza, titular de la Dirección General de Relaciones Internacionales e Intercambio Académico de la BUAP dijo que Pérez Bautista egresó de esa institución en 2009, pero aclaró que no puede corroborar completamente la información, pues podría ser tan sólo un homónimo.

Por su parte, el gobierno de Puebla dijo ayer desconocer si Pérez Bautista es realmente de esa entidad.

Unas horas después de la detención la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), un evento religioso creado en 1984 por Juan Pablo II, comenzó con una multitudinaria misa de acogida a los miles de peregrinos llegados de todas partes del mundo, oficiada en la Plaza de Cibeles por el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela.

Durante la ceremonia, concelebrada por 800 obispos, arzobispos y cardenales de distintos países y ayudado por 8 mil sacerdotes que dieron la comunión a los fieles, el jefe de la Iglesia católica en España no hizo ninguna mención al gobierno que preside el socialista José Luis Rodríguez Zapatero ni a las leyes aprobadas en sus dos legislaturas, como la del matrimonio entre personas del mismo sexo, la del aborto libre en las primeras semanas y la del divorcio express, que provocaron la indignación de la Iglesia católica en España.

Tampoco se refirió a las críticas vertidas desde sectores religiosos y laicos por el elevado costo de la JMJ, que asciende a 75 millones de dólares (50 millones de euros) y por lo ostentoso del evento. Flanqueado por la imagen de la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid, y junto a la ampolla con la sangre del Beato, Juan Pablo II, inserta en un evangelio, Rouco calificó a los jóvenes de “esperanza y futuro” de la iglesia entera”. (Con información de Silvia Otero y Xóchitl Rangel).

En rigor de verdad, el ultraderechista de Puebla no sigue todas las directivas de la extrema derecha ortodoxa antisemita al pie de la letra, según la cual “todos los Papas desde Paulo VI hasta la actualidad son apóstatas”, especialmente Juan Pablo II y Benedicto XVI por haber cometido la “traición imperdonable” de promover contactos y relaciones entre el Vaticano y los líderes religiosos de la comunidad judía internacional, lo cual demuestra que también en la ultraderecha al igual que como ocurre con las grandes religiones que a veces se fracturan dando lugar a diversas sectas, hay variantes de “ultraderechismo”, todas ellas bizarras. De cualquier modo, ello no significa que estén pelados entre sí “hasta la muerte”; por el contrario, se mantienen unidos en su lucha para la instauración del nuevo orden mundial de ultraderecha por el que están laborando febrilmente; ya después pelearán entre sí y se matarán entre sí por cuestiones de “pureza ideológica”. Arrastrando, desde luego, a mucha gente inocente consigo, como están acostumbrados a hacerlo sin la menor consideración.

Aunque siguiendo los consejos de sus cófrades de ultraderecha, José Alvano Pérez Bautista ahora quiere hacer aparecer todo como una simple broma de alguien que no tiene mejor cosa que hacer con su tiempo, el hecho es que este tipo invirtió bastantes energías y bastantes horas en ir formando un pequeño ejército de ultrafanáticos prestos para unirse a la concreción de lo que hubiera sido una enorme tragedia en España. Por lo que es él y por los conocimientos técnicos que posee en su cabeza, este individuo es ya lo que en el argot anti-terrorista se conoce como un riesgo de seguridad o security threat. La única forma completamente segura de impedir que este sujeto pueda repetir en España lo que Anders Behring Breivik hizo en Noruega es deportarlo de regreso a México a la mayor brevedad posible. Al menos es lo que ya hubieran hecho con él en los Estados Unidos. Mientras siga conviviendo con otros como él en España como si nada hubiera pasado, José Alvano Pérez Bautista es el equivalente de un cartucho de dinamita con la mecha semi-apagada lista para encenderse de nuevo por sí sola llevando a “feliz” término lo que quería hacer desde un principio. Parodiando a un madrileño: “Puesto que este joven es un mexicano y no un español, lo mejor es regresarlo a México para que mate mexicanos y no españoles. A los españoles que nos maten los españoles, y a los mexicanos que los maten los mexicanos”.

De cualquier modo, la deportación de José Alvano Pérez Bautista a México con la prohibición estricta de que nunca más vuelva a visitar España no cierra el asunto. Por el contrario, gracias a esta fisura que el destino dió libremente y de manera inesperada, muchos españoles están tomando conciencia ya de que algo funesto está sucediendo en México que podría empezar a duplicarse también en España. La creación de sociedades secretas de ultraderecha en España como las que fundó en México el Zar de la Ultraderecha José Antonio Leaño Alvarez del Castillo fue un objetivo al cual este tipo le dedicó varias décadas de esfuerzo continuo, y contaba con la plataforma para llevarlo a cabo: la Universidad Autónoma de Guadalajara fundada por él. Su sueño era ver nacer y crecer en todos los rincones de la Madre Patria sociedades secretas de extrema derecha con militantes indoctrinados en la ideología antisemita que él mismo promovió en vida por todos los medios posibles, con sus seguidores unidos de por vida mediante terribles juramentos de lealtad perpetua sacralizados con símbolos religiosos cuyo uso para estos fines la Iglesia Católica desafortunadamente aún no ha condenado. Los españoles pueden dar por hecho consumado que entre los estudiantes de intercambio llegados a España de México a lo largo de más de cuatro décadas, entre los estudiantes visitantes de la Universidad Autónoma de Guadalajara estuvieron llegando agentes secretos ultrafanáticos cuya misión no era aprovechar la impartición de cursos y seminarios de provecho para la sociedad o el establecimiento desinteresado de relaciones culturales con fines de investigación científica, sino promover una especie de masonería de ultraderecha encargada de hacer renacer el fascismo en todo su esplendor en la Madre Patria. Mientras los policías españoles se dan el tiempo para indagar qué tan a fondo pueda haber llegado la penetración de este cáncer que está siendo exportado desde México hacia otros países, una investigación que no será nada fácil, bien harían en mantener vigilados bajo un microscopio a todos los estudiantes mexicanos llegados de ciertas instituciones académicas privadas de México que posiblemente lleven un doble propósito en su agenda. Lo más seguro es que tarde o temprano se van a llevar la gran sorpresa de sus vidas.

Por su parte, los padres de familia de España, antes de enviar a cualquiera de sus hijos a estudiar en alguna institución privada de México, bien harían en leer a fondo los materiales publicados por Spectator antes de tomar esa decisión que es una de las más importante en la vida de todo individuo: la selección del lugar en donde cursará su carrera profesional. Porque si toman la decisión equivocada, los hijos que reciban a su regreso después de varios años podrían ser personas muy distintas a las que enviaron a México en un principio, habiendo cambiado no necesariamente para bien. Y la misma advertencia va para cualquier padre de familia de cualquier otro país de habla hispana como Costa Rica, Perú, Argentina, El Salvador, Colombia, Bolivia y Paraguay, que quiera enviar a uno de sus hijos a estudiar a México, porque si toma la decisión equivocada sin antes sopesar estos materiales publicados por Spectator, podría terminar siendo una decisión por la cual se arrepentirá por el resto de su vida. Esto no es un juego, se trata de un asunto de vida o muerte.


-------------------------


POST SCRIPTUM:


Eventualmente, al darse cuenta la institución educativa española en la cual el mexicano ultraderechista de Puebla José Alvano Pérez Bautista refinaba sus conocimientos de química con fines inconfesables que no había forma alguna de evitar que dicho estudiante pudiera usar los mismos materiales químicos disponibles a la comunidad académica para llevar a cabo actos terroristas de gran envergadura siguiendo ejemplos recientes como el que dió el demente terrorista noruego de ultraderecha Anders Behring Breivik, el tipo fue expulsado sin miramientos de la institución educativa, abriendo el camino para que el malogrado terrorista pudiera ser echado de España y puesto en una lista negra con el fin de impedirle la entrada a España en un futuro cercano o lejano:

Expulsan de maestría a mexicano acusado de planear ataques terroristas en España
Ana Anabitarte
EL UNIVERSAL
25 de septiembre del 2011

José Alvano Pérez Bautista, el joven mexicano detenido el pasado agosto acusado de planear atacar con gases asfixiantes y otras sustancias químicas, como el gas sarín, a los participantes en la manifestación laica que se celebró en Madrid durante la visita del Papa Benedicto XVI, ha sido expulsado del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), donde trabajaba con una beca y donde realizaba una maestría, respectivamente.

Según confirmaron a El Universal fuentes del CSIC, después de ser puesto en libertad tras pasar dos días detenido en la comisaría, Pérez Bautista quiso acudir a su puesto de trabajo en el Instituto de Química Orgánica General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid:

“Sin embargo, el gerente del centro le llamó por teléfono y le dijo que ni se apareciera por allí. Que le daba vacaciones indefinidas”, relató la misma fuente.

“Y hace apenas unas semanas le anunciaron la expulsión definitiva y la cancelación de los mil 200 euros (unos mil 600 dólares) de beca mensuales que le daba el CSIC por trabajar y estudiar”, detalló.

Dicha fuente contó que cuando en el CSIC se enteraron de su detención, “en un principio los responsables del centro no supieron qué hacer con él, así que le dieron vacaciones indefinidas. Pero al final, y conscientes de los delitos que pesan contra él, decidieron expulsarle”.

El estudiante fue detenido el pasado 16 de agosto, después de que la Policía descubriera en la página web del diario digital La Voz Libre varios mensajes que había escrito desde la computadora que tenía en el CSIC, en los que anunciaba su intención de reventar la marcha laica que se iba a celebrar al día siguiente.

Bajo el pseudónimo de Bagman 69 había escrito cosas como: “Ánimo compañeros, ya casi estamos listos. Las (bombas) molotov ya están listas. ¿Quién será el valiente que arrojará una sobre la espalda de un ...?”.

Además, llamaba al exterminio de los homosexuales en nombre de Dios, a los que definía como “asquerosas abominaciones, desechos de vida, errores de Dios”.

Aseguraba poseer sustancias explosivas, “ya que soy trabajador de una importante industria farmacéutica”, decía, y enlazaba a páginas web con instrucciones para fabricar bombas caseras.

La misma fuente reconoció que en su expulsión seguramente influyó el que el hombre, desde su puesto de trabajo en el Instituto de Química Orgánica tenía acceso a muchísimos productos químicos con los que, si hubiera querido, habría podido fabricar bombas o gases lacrimógenos.

“En los laboratorios las sustancias están en las vitrinas y los que trabajamos allí podemos agarrar lo que queramos. No hay un control porque nos basamos en la confianza de que nadie va a hacer ninguna barbaridad.

Así que él por supuesto que podría haber agarrado lo que hubiera querido y mientras hubieran sido cantidades pequeñas no nos habríamos dado cuenta”, dijo.

De cualquier modo, ya de regreso a México, el tipo puede muy bien continuar con sus estudios y sus aspiraciones sociópatas en alguna otra institución académica en México en donde no vean con tan malos ojos al terrorismo de extrema derecha, alguna institución como cierta universidad privada de Guadalajara de la cual ya se ha estado documentando bastante información en estos trabajos y la cual es precisamente no solo la gran cuna y semillero para lo más recalcitrante de toda la extrema derecha del continente americano sino inclusive ha sido la cuna para la creación de organizaciones criminales secretas de extrema derecha como el M.U.R.O. en la Universidad Nacional Autónoma de México y la Organización Nacional del Yunque, entre otras. En esa universidad jamás se ha expulsado a nadie por sus inclinaciones de ultraderecha a no ser algún iluso que se haya querido involucrar sentimentalmente con algún familiar de alguno de los dueños o funcionarios de esa institución y al cual le haya visto cara de cazafortunas, algún infortunado Teco al que le hayan perdido la confianza, o algún chivo expiatorio para desviar la atención causando la impresión entre corresponsales nacionales y extranjeros de prensa y directores de instituciones educativas norteamericanas de no ser lo que realmente son y han estado escondiendo inclusive mejor que como lo podría hacer cualquiera de las mafias de la delincuencia organizada. Tal vez no sólo lo recibirían con los brazos abiertos, sino inclusive hasta podría serles de alguna utilidad para las elecciones presidenciales del 2012 en México, habiendo demostrado ya su disposición y buen talante para llevar a cabo las barbaridades que se requieran para encausar a México hacia un estado totalitario fascista, el sueño que han estado ambicionando en esa universidad fascista desde hace décadas. Aunque en cuanto a sus conocimientos de química, en realidad no los necesitan, ellos tambíen tienen sus propios laboratorios de química con amplio acceso a los mismos materiales que José Alvano Pérez Bautista pudiera haber obtenido a cuentagotas en España. Tienen los conocimientos y el acceso a todo lo que necesitan para fabricar el gas sarín, el gas fosgeno, la Lewisita, nitroglicerina, dinamita, bombas elaboradas a base de abonos nitrogenados, en fin, lo necesario para darle una muy desagradable sorpresa a cualquier gobernante nacional o extranjero que ose meterse con ellos, y tienen la predisposición absoluta para usar lo que tienen en sus manos llegado el momento que han estado esperando con ansias. Esta es precisamente la medida justa de la peligrosidad de estos dementes. Igual que la extrema derecha alemana de los años treinta a la cual admiran.

2 Comments:

Blogger roberto said...

Excelente articulo. le saludo desde Espana. Con todo respeto le solicito si me puede proporcionar los datos donde puedo encontrar articulos suyos sobre los falsos "protocolos de sion", u otros sitios relacionados al tema, necesito hacer un estudio para un debate en contra de los difusores de esa propaganda derechista en Espana, si me ayuda con esos datos le quedare agradecido. Saludos. Roberto

domingo, 28 agosto, 2011  
Blogger Spectator2006 said...

Primero que nada Spectator debe presentar sus disculpas al comentarista por la tardanza en responder. En ocasiones, los enormes volúmenes de información que están siendo procesados por Spectator así como la información que está siendo recibida con datos que deben ser cotejados impiden dar una acción inmediata a todo lo que se recibe, aunque esto no significa que Spectator tenga a sus comentaristas en el olvido.

Un buen punto de entrada al estudio serio de Los Protocolos de los Sabios de Sión como el fraude literario que siempre fueron puede empezar con la lectura de los artículos originales del periodista Philip Graves, el hombre que descubrió y documentó las pruebas que exhiben a los Protocolos como un fraude literario basado en el plagio. Hay bastante información en Internet sobre este hombre y sus artículos.

Cualquier incrédulo que desee comprobar y descubrir por cuenta propia la naturaleza fraudulenta de los Protocolos debe procurar la sátira francesa de Maurice Joly titulada “Diálogo en los Infiernos entre Maquiavelo y Montesquieu”, y una vez leída la sátira por completo se puede proceder a la lectura de los Protocolos. Si se han hecho las lecturas cuidadosamente y se tiene buena memoria, los plagios saltarán a la vista. De cualquier modo, hay sitios en Internet localizables con el motor de búsqueda Google que ayudan a los lectores a establecer las conexiones.

Un conocimiento preciso de los datos es quizá la mejor manera de montar una defensa mental en contra de los asaltos a la razón que los adherentes a las creencias de la ultraderecha sostienen. Sin embargo, si se trata de convencerlos de que están en el error, no habrá prueba documental alguna que los pueda sacar del yerro en que se encuentran, al igual que los que seguían creyendo que la Tierra era plana después del descubrimiento de América. Los que ya han sido fanatizados, a menos de que se sometan a terapia psicológica prolongada y costosa, por lo general ya están perdidos. Ellos le abrieron sus cabezas a las ideas extremistas que albergan, y solo ellos se pueden liberar del lastre, al igual que el alcohólico que por lo general necesita caer hasta lo más profundo del barranco para poder darse cuenta de lo absurdo de su situación y sacar las fuerzas para sustraerse él mismo de la trampa.

sábado, 29 octubre, 2011  

Publicar un comentario

<< Página Principal